PUERTO AYACUCHO = PERICO

Por: Miguel Guape*

DEL LIBRO
UN VIAJE A RÍO NEGRO
Carretera Atures-Maipures
1926
Autor: A. Tirado Medina
Caracas
Litografía del Comercio


Cuando A. Tirado Medina pasó en misión oficial por PERICO en 1924 rumbo a San Fernando de Atabapo, Capital del Territorio Federal Amazonas, no existía Puerto Ayacucho. El Ingeniero Santiago Aguerrevere no había llegado ni comenzado la futura carretera Puerto Ayacucho-Samariapo.
Cuando regresó, 3 meses después, aún existía PERICO, pero ahora con el nombre de PUERTO AYACUCHO. Así lo afirma el viajero. El Ingeniero Aguerrevere le dio la bienvenida en persona y pudo apreciar los adelantos en la carretera.
Este hecho histórico para Amazonas demuestra que el Ingeniero Santiago Aguerrevere (o Juan Vicente Gómez, en todo caso) solamente hizo un cambio de nombre de PERICO a PUERTO AYACUCHO.
Pronto aparecerá el libro completo transcrito por la Oficina del Cronista. Mientras, vaya un resumen de las apreciaciones del viajero.
También aparecerán en esta página las apreciaciones de otros viajeros de la época, que sustentan el mismo punto de vista.

RETAZOS DEL LIBRO

Salida de Caracas:
“Designado para ir al Territorio Federal Amazonas (Río Negro) a desempeñar una comisión oficial, salí de Caracas” …  (pág. 5).
Llegada al desembarcadero de Perico:

 “Mientras se efectúa el desembarque, que siempre es hecho con una lentitud desesperante por las incomodidades del lugar, se solicitaba amparo en los ranchos de   los contornos, o se improvisaba una habitación en cualquier parte” …  (págs. 7-8).

A esta “habitación” llegó A. Tirado Medina en Perico,
 cuando viajó a San Fernando de Atabapo. Foto del autor.
                                 ¿Algún amazonense reconoce el sitio?   

 Regreso de San Fernando de Atabapo, 3 meses después:
 “A mi arribo al desembarcadero de Salvajito* mandé un posta a avisar al Doctor Aguerrevere - jefe de los trabajos de la carretera Atures-Maipures – que me encontraba en aquel lugar, a fin de que me proporcionara los medios de trasladarme a Perico. Mi comisionado encontró en un auto a una de los empleados de la carretera, a quien informó de la comisión que llevaba, y este empleado vino en mi auxilio, llegando a Salvajito* una hora después de haber salido el posta”. …  (pág. 19).

*Salvajito: Puerto situado detrás de Montaña Fría, al lado derecho del Orinoco.
 “Dos horas justas invertimos en el viaje de Salvajito a Puerto Ayacucho (antiguo Perico), no obstante haber tenido que pasar el Cataniapo en chalana por no estar todavía el magnífico puente que sobre este río se construye”. …  (pág. 19).


En esta chalana pasó de regreso el ilustre visitante el Cataniapo.
Foto del autor

“De manera que en el breve espacio de tres meses transcurridos desde la fecha de mi viaje de subida ya se podía hacer en dos horas, cómodamente, y sin peligro de ninguna naturaleza, el viaje en el que había yo empleado ocho días de angustias enorme” … (pág. 20).
“A mi llegada a Puerto Ayacucho fui agradable­mente sorprendido por el prodigioso adelanto alcan­zado en tan breve tiempo en aquellos lugares”.
Lo que fuera antes un triste lugarejo sin nombre, lo encontré ahora bellamente transformado en un pin­toresco pueblecillo con más de veinte cómodos ranchitos de paredes de bahareque y tela metálica y te­chos de palmas completamente nuevos” … (pág. 20).

Las primeras casas que hizo Aguerrevere en el actual Puerto Ayacucho para oficinas y dormitorios particulares fotografiadas por el autor del libro. Estaban ubicadas en el actual Barrio Táchira. La loma del fondo corresponde al antiguo Hospital José Gregorio Hernández.


Sitio actual correspondiente al lugar de las casas antiguas hechas por Aguerrevere. Foto: Miguel Guape



En la loma del antiguo Hospital José Gregorio Hernández ahora está la escuela Táchira. Foto: Miguel Guape.


El Dr. Méndez Llamozas atendiendo su farmacia al servicio de los trabajadores de la carretera. Foto del autor.

“Un departamento para laboratorio, clínica y farmacia destinado exclusivamente al servicio de los trabajadores y demás empleados de la carretera, a quienes se les presta gratis todos los servicios relacionados con estos ramos científicos; y un salón-hospital adyacente, con capacidad y útiles necesarios para ocho enfermos, todo a cargo del culto e ilustre facultativo Doctor R. I. Méndez Llamozas, responden por manera maravillosa del estado sanitario de la población” … (pág. 21).


El Ingeniero Santiago Aguerrevere en su oficina de dirección
de los trabajos de la carretera. Foto del autor.

“El departamento de la sala técnica, destinado a los trabajos científicos de la carretera íntegro e inteligente ingeniero Doctor Santiago Aguerrevere, a quien secunda de manera eficaz y constante el bachiller L. Rivas Montaña, joven andino de gran porvenir, por honrado y trabajador, da al pueblo como para que nada le falte, la nota de severa austeridad que caracteriza a sus moradores” … (pág. 22).
“A los pocos días de estar en Puerto Ayacucho fui galantemente invitado por el Doctor Aguerrevere para ver los trabajos de la carretera y nos trasladamos en automóvil hasta el raudal de Garcitas” … (pág. 22).


¿Pueden los amazonenses ubicar este sitio de la carretera en sus comienzos? Foto del autor.


¿Y este?  Foto del autor.


                                                                                     *Cronista de Atures

Amazonas: Nuestra Historia # 29 NOTAS DE RIO NEGRO

Por: Miguel Guape*

NOTAS DE RIO NEGRO

San Fernando de Atabapo: 19 de junio de 1911

Señor Director de EL LUCHADOR
Ciudad Bolívar

Señor Director:

Después de una estadía de cuatro meses se ha separado de entre nosotros el ilustre y talentoso Gobernador del Territorio señor Doctor Samuel Darío Maldonado, cuya laboriosa actividad se ha traducido en Decretos y Resoluciones sobre ornato y reorganización de estas ricas cuan desgraciadas regiones. Es sensible la ausencia de este ilustre Gobernante, quien llegado en el mes de febrero e ido en mayo último apenas ha tenido tiempo para darse cuenta de las ingentes necesidades del Territorio a su mando. Demás está decirle que con su separación han quedado sin efecto sus Decretos y Resoluciones, algunos, por cierto, inadecuados por la carencia de conocimientos del medio.

A pesar de lo pésimo de la cosecha de este año, han logrado exportar goma para Manaos los siguientes comerciantes: Ángel María Bustos, Justiniano Álvarez, Francisco Quin, Jordán Lozano y Julio César Pesquera. En tanto que para Bolívar han enviado o conducido sus gemas Jorge Miguel Paraquet, Funes, Rengel, Hermanos Fuentes, Rodriguez Franco, Carlos Jordán, Simonovis y Odremán, Reyes Franco, Hermoso Guardia, Manrique Hermanos, Rodríguez y Pulido, P. Mariano Ortiz, Rafael F. González, Narciso Orozco, Emilio Aponte, Level Duarte, Yanez & Maggi, Víctor Aldana, Jacinto Gaviní, J. Álvarez, Arreaza, Bustos, Arvelo & Co, Manuel Ortiz, Henrique Delepiani, Rodríguez Cordero, de Julio, Edmundo Briceño, Benítez, Manuel Trabanca, Kashen, Sprich, Quin.

Según datos fidedignos las Rentas del Territorio produjeron a la Gobernación durante los meses de abril y mayo próximo pasado ochenta mil seiscientos noventa bolívares, por los siguientes ramos:

Impuesto sobre 90 barracas                                           Bs.          4.320
Remate de juegos                                                             ”             4.000
Derecho de introducción (resto)                                     ”             1.250
Ídem de regatones                                                             ”            4.800
Ídem de explotación de goma                                          ”          24.000
31.280 kilos de goma exp. para Manaos a 0,25              ”            7.820
138.000 id., id., id. para Bolívar a id.                                ”          34.500
                                                                                 -----------------------------
                                                               Total:                  Bs.        80.690

Tan excelente resultado se debe a la infatigable actividad del  Gobernador Doctor Maldonado.

Sigue el invierno en todo su rigor y aumentan los ríos y caños el volumen de sus aguas. Esto y la no llegada aún de los rionegreros  que bajaron en sus transacciones mercantiles en esa plaza, hace pensar que serán tardíos los trabajos de la próxima cosecha.

Con las noticias venidas de allá sobre el ínfimo precio del caucho, están los comerciantes y gomeros muy cabizbajos; y si a todo  esto se añade por una parte la escases de mañoco, que es artículo indispensable para toda operación, y por la otra la ausencia de las Rentas del Territorio, huidas en vuelo misterioso, mayores serán sus congojas y quebrantos.

Que Dios nos vea con ojos de piedad y haga que nos manden un buen Gobernador, son los deseos de su servidor amigo.

A.  Mirabal Osío.

Periódico EL LUCHADOR donde aparece  la carta-informe 

Dr. Samuel Darío Maldonado (*Ureña, 1870  -  +Caracas, 1925)

NOTA: La presente carta aparecida en  EL LUCHADOR (periódico de Cd. Bolívar) fechada en San Fernando de Atabapo el 19 de junio de 1911 corresponde a la época pre-Funes, cuando fue Gobernador de  Amazonas el Dr. Samuel Darío Maldonado. Al parecer estuvo muy poco tiempo en el mando (apenas 4 meses, según la carta) y abandonó por  motivos de salud. Está catalogado dentro del trio de gobernadores que mejor han mandado en Amazonas, conjuntamente con  Francisco Michelena y Rojas y Tavera Acosta. Pero ¿en tan poco tiempo se puede evaluar una gestión?

La carta-informe nos revela los hechos principales del momento:

1) El abandono ancestral de Amazonas, incluso desde las épocas coloniales.
2) Da la lista de los principales “amos de la selva” de la  época.
3) Cualquier comparación de precios en moneda de  la época 1 morocota=20 $ americanos=104 Bs. ó sea 1$=5.2 Bs.
4) El mañoco siempre ha sido imprescindible para la dieta del amazonense. ¿Por qué no lo industrializamos y lo imponemos en Venezuela, como la harina pan? En los años 60 en Caracas no se comía casabe. En Brasil todo el mundo come mañoco y hasta en los Hoteles 5* lo tienen en el menú; lo han puesto de moda en África donde es una comida nacional y hasta Paris lo llevaron. Quizás la próxima generación de amazonenses lo haga.
5) Marca la fecha del comienzo del decaimiento de los precios del caucho.
6) Las Rentas desaparecieron en un “vuelo misterioso” como siempre ha pasado en Amazonas a través de su historia: aquí vienen gente nada más que a robar y saquear las riquezas. ¿Quién sería el de ese “vuelo” cuando en Venezuela aún no había aviones? La Historia lo descubrirá.
7) La plegaria del buen Señor A. Mirabal Osío (no se sabe quién es) no fue oída, pues entonces nos enviaron a Roberto Pulido Briceño y comenzó la Funera. Pero esa es otra historia.       


 *Cronista del Municipio Atures

Amazonas: Nuestra Historia # 28

Ciudad Bolívar: La primogénita Capital de nuestro estado Amazonas de Venezuela

Por: Miguel Guape*

Los   Amazonenses somos y seremos siempre un componente muy importante de la Región Guayana por relación no solamente histórica, también geográfica y hasta tectónica.

Actualmente estamos más identificados como región amazónica que como guayaneses, aunque nuestros orígenes evolucionaron de manera paralela y conjunta desde el principio de los tiempos.

Guayana: tierra bella, bravía y feraz, descubierta y denominada el Paraíso Terrenal por  Cristóbal Colón en su 3er  viaje en 1498, despertó enseguida la ambición y codicia de los Adelantados españoles de entonces: Ahí debía estar el tan buscado Dorado.

En los primeros años  la conquista de las lejanas tierras americanas fue entonces encarada con la colaboración de particulares, quienes recibirían el título de Adelantados, con quienes la Corona firmaban contratos especiales denominados Capitulaciones.

Los gastos de la expedición corrían a cargo del conquistador a cambio del título de Gobernador  y una parte de las tierras y el botin; otra parte, alrededor de un 20%, se reservaba para la Hacienda Real. Conseguir la Capitulación era sólo el primer paso, porque aunque el Rey esbozaba en ella los lineamientos generales del contrato, ordenaba a la Real Audiencia (de Santa Fe de Bogotá, en este caso) que determinara los detalles. Los privilegios emergentes de la Capitulación aproximaban al Adelantado a un Señor Feudal: éste pasaba a ser Capitán General y Justicia Mayor con jurisdicción civil y criminal en el territorio asignado, con derecho de hasta dos vidas, es decir que su título de Adelantado era traspasable por herencia; tenía la facultad de encomendar indios y de repartir tierras entre sus hombres, de eregir fortalezas, de acuñar moneda, de dictar ordenanzas y de nombrar funcionarios subordinados. Además, se le solía eximir del pago de ciertos impuestos. Este sistema de colonización nace y muere en el siglo XVI. Fue sustituido por  los Virreinatos y Capitanías Generales.

El primer deslumbrado por estas tierras fue Diego de Ordaz quien junto a Hernán Cortés conquistó el imperio de los aztecas y, entre sus  hazañas en ese entonces, había escalado el volcán Popocatepetl (con vista desde Ciudad de México) de  5,452 metros. Fue el primer occidental que había subido hasta esa altura.

Provisto de su Capitulación (1530-1532) que abarcaba la parte norte de suramérica  desde la desembocadura del río Amazonas hasta Maracapá (estado Sucre) recorrió el río Orinoco y fue el primer europeo en remontarlo llegando hasta la confluencia con el río Meta. Los expedicionarios oyeron de los indígenas la palabra UAYANA y con ese nombre quedó esta región para siempre.

LA CÉDULA REAL DEL 18 DE NOVIEMBRE DE 1568

En los últimos años de la década de 1560 hubo cuatro capitulaciones dirigidas a la toma de posesión de estos espacios. En 1568  fueron firmadas las capitulaciones de Diego Fernández de Serpa y de Pedro Maraver de Silva que tocaron los terrenos entre el Amazonas y el Orinoco y en 1569 hubo las de Juan Ponce de León que correspondió a la isla de Trinidad y de Gonzalo Jiménez de Quesada (fundador de Bogotá)  correspondiente a las tierras entre los ríos Pauto (con este nombre se conocía al río Orinoco y corresponde a un afluente del río Meta, en Colombia) y Papamene (así se llamaba al actual río Caquetá, en Colombia; en Brasil toma el nombre de Yapurá, afluente del Marañón).

De las cuatro capitulaciones sólo dos, las de Serpa y Quesada, resultarían en un proceso de poblamiento que conduciría a su reconocimiento como provincias de la corona. La de Serpa generaría la provincia de Nueva Andalucía que quedaría limitada a una franja de tamaño mediano entre el Caribe y el Orinoco. La de Quesada generaría, años después, la provincia de Guayana, aunque nunca llegó a pisar estas tierras; esta hazaña la realizaría su heredero, don Antonio de Berrío.

Es así como los guayaneses nacimos jurídicamente en la capitulación de la Corona de España con el adelantado Gonzalo Jiménez de Quesada firmada en El Escorial el 18 de noviembre de 1568 “que estipulaba unas 400 leguas, a la creación de la inmensa provincia de Guayana que cubrió todas las tierras del noreste del continente.

La Capitulación fue enviada a la Real Audiencia de Santa Fe para que allí se establecieran las detalles que regirían la ejecución de la expedición y que asegurarían para la corona y para el Adelantado las cláusulas de poder político y económico que convinieran.

Jiménez de Quesada quería una aclaratoria sobre las 400 leguas por si acaso encontrara que esta cantidad de terreno no cabría dentro del espacio entre los dos ríos y si pudiera pasar a acabar de contarlas en la otra banda de los ríos siempre que no tocaba a la gobernación de otro. También, para evitar confusiones en caso de su muerte, pidió que se aclarara más lo del heredero-sucesor. Todo esto lo obtuvo,  fechada el 21 de julio de 1569. En los documentos sus derechos quedarían muy claros.

La expedición de Quesada salió en Navidad de 1569. Durante 3 años buscaron muy al sur por los llanos sin encontrar ni sitio para levantar un poblado. Al final, la mayoría de los expedicionarios desertaron o quedaron muertos en el camino y sólo unos 25 hombres esqueléticos volvieron, vencidos por las inmensas distancias y sus sueños rotos.

EL SUCESOR DEL ADELANTADO

Gonzalo Jiménez de Quesada murió en febrero de 1579 y esta noticia fue transmitida a España a la casa de sus herederos en Berja, un pequeño pueblo en la baja Alpujarra de la provincia de Almería. El Adelantado no dejó herederos directos y en su testamento citó como sus sucesores a su sobrina y a su esposo.

María de Oruña estaba casada con el capitán Antonio de Berrío, quien había sido un compañero de armas de su padre. Él gestionó con la corona el traslado con su familia al Nuevo Reino. A final de 1580, la familia entera y varios acompañantes desembarcaron en Cartagena, subieron el río Magdalena y siguieron por tierra hasta llegar a Santa Fe de Bogotá.

Una vez que conoció el ambiente en el Nuevo Reino y exhortado por una cláusula en el testamento de Jiménez de Quesada, introdujo su petición de seguir con la jornada de descubrimiento  con nuevas exigencias que fueron atendidas:

1. Que gozara la Gobernación por tres vidas.

2. Que la gente que le acompañara también gozaría las encomiendas por igual tiempo.

3. Que a falta de una sucesión legítima, pudiesen ser herederos los hijos ilegítimos o parientes.

4. Que los soldados que le acompañaran fuesen reconocidos como hidalgos.

5. Que nadie más pudiera entrar en los límites de su gobernación.

6. Que su hijo mayor y sus sucesores heredasen con el título que él escogiere.

Don Antonio de Berrío siguió con la búsqueda del Dorado y llevó la capitulación de Quesada, que estipulaba unas 400 leguas, a la creación de la inmensa provincia de Guayana que cubrió todas las tierras del noreste del continente.


Provincia de Guayana y  Gobernación de Berrío.

La conquista de Berrío se realizó por medio de tres jornadas que cubrieron un espacio de ocho años, desde 1584 hasta 1592. Llegó hasta el río Caroní, que desde entonces fue considerado por él como la puerta para entrar a Manoa. Sus descubrimientos lo llevaron al conocimiento geográfico de la región del Meta, el Guaviare y el río Orinoco. Es Berrío quien se da cuenta de la importancia de la cláusula sobre las tierras entre el Pauto y el Papamene. Advierte que el problema no es que no quepan las 400 leguas, sino que las tierras que va tomando en posesión para la corona exceden en mucho lo que fue señalado en la capitulación. Poco a poco va dándose cuenta de lo que tiene entre manos y en 1594 escribe al Rey para poner en cuenta a la corona de esta situación geográfica excepcional.


Don Antonio de Berrío Padre de la Guayana

Las 400 leguas se amplían a cubrir un espacio gigantesco que empieza por la boca del río Orinoco, sigue por el Meta y el Pauto para luego bordear el pie de monte de los Andes orientales hasta el río (Caquetá-Yapurá) (el Papamene), sigue corriente abajo hasta desembocar en el Amazonas (el Marañon) que fluye al este hasta verterse en el Atlántico para luego seguir  la costa noreste del continente hasta llegar una vez más a la boca del Orinoco. ¡Un verdadero dominio feudal!

Ha sido imposible conseguir el acta de fundación de la Ciudad de Santo Tomé de Guayana, actual Ciudad Bolívar. Los historiadores fijan la primera fundación el 21 de diciembre de 1595. Estaba ubicada a 80 leguas de la desembocadura del río Orinoco y 2 leguas de la confluencia del mismo río con el río Caroní. Luego hubo 5 mudanzas más. Una vez fundada se convirtió en el blanco de una serie de ataques y saqueos que se prolongarían por siglo y medio por parte de las potencias europeas enemigas de España, cuyo único propósito era impedir que se consolidara en El Dorado.

Solo existían 5 Provincias anteriormente fundadas: Trinidad, Margarita, Venezuela (Caracas), Nueva Andalucía y La Grita.


Las primeras Provincias de Venezuela

Posteriormente, el gobernador Joaquín Sabás Moreno de Mendoza, cumpliendo un mandato del Rey Carlos III (por sugerencia de la finalizada Comsión de Limites) la trasladó en 1764 con el nombre de Angostura del Orinoco a donde actualmente está y es la actual Ciudad Bolívar, llamada así desde 1846.

Ciudad Bolívar ha sido la Capital del actual estado Amazonas desde su fundación en 1595 hasta 1857 cuando José Tadeo Monagas creó la Provincia de Amazonas, capital San Fernando de  Atabapo; José Antonio Páez nos eliminó como Provincia en 1861 y la abscribió de nuevo a la Provincia de Guayana, con el antiguo nombre y categoría de  Cantón de Río Negro. Ciudad Bolívar volvió a ser nuestra capital hasta 1864, cuando el gobierno de Antonio Guzmán Blanco creó el Territorio Federales Amazonas, posterior estado Amazonas desde el año de 1992.

    Ciudad Bolívar ha sido nuestra capital durante ¡265 años en total! En más de 400 años hemos sido Cantón,  Distrito, Provincia, Territorio Federal y Estado. Aunque ¡curioso! en 1843 fuimos un Distrito, dependiente del Cantón Alto Orinoco con Capital ¡Caicara!, ambos sujetos a la gran Capital de Provincia.

Este ha sido un recorrido por la región más ricas y hermosas del planeta y a la cual los amazonenses pertenecemos y estamos hermanados: Guayana.


*Cronista del Municipio Atures


Nota: Todo lo aquí escrito ya ha sido escrito. Solamente hago las Crónicas.

¡YANOMAMIS AL PODER!

Por: Miguel Guape*

El hecho más trascendente ocurrido en Amazonas en el presente año 2017 que está por finalizar fue la elección del indígena de la etnia Yanomami Ramiro Moy como Alcalde del Municipio Alto Orinoco. Fue una gesta que sabe a poesía de este pueblo originario. Ganaron unas elecciones limpiamente y contra todo pronóstico, derrotando incluso al poderoso partido de gobierno.

 Este grupo etnico en la actualidad está en un proceso de transculturización violento de tal manera que su futuro se ve incierto. ¿El poder recien adquirido los favorece o por el contrario no los ayudará en su proceso evolutivo? ¿Cuál será el desempeño, tomando en cuenta el hecho que es una situación nueva para ellos? Actualmente estan en una encrucijada en la cual ellos mismos tendran que escoger la via. Del camino que escojan dependerá su futuro.

Los Yanomami son la etnia mayoritaria del Alto Orinoco. Los Ye´Kuana (la otra etnia relevante que hasta ahora había ostentado el poder) son quintuplicados por aquellos. Por lo tanto tienen poder para rato, pues ni que vayan divididos les ganan. Pero la historia tomó su cauce normal y era cuestión de tiempo que la mayoría se impusiera.

Ahora comienza una nueva era en esta parte de Amazonas. Y a los amazonenses solamente  nos queda desearles las mejores de las suertes a estos hermanos del alma.

Ritual de una danza Yanomami


Ataviados para la fiesta del REHAU


Municipio Alto Orinoco de Venezuela


*Cronista de Atures

Con la tecnología de Blogger.