AMAZONAS: NUESTRA HISTORIA Nº 9 ¿Quiénes somos los Atures? (I)

DEJANOS UN COMENTARIO
 Hace quizás ocho años, en conversaciones literarias, le dije al Poeta Ricardo López que yo quería afirmar públicamente que los supuestos desaparecidos Atures eran nuestros actuales Uothoja (Piaroas). Menos mal que no lo hice: ya esta afirmación la había hecho el gran Bartolomé Tavera Acosta hace 100 años en sus obras sobre el estado Amazonas Río Negro y En El Sur. Tampoco había ampliado los horizontes y decidí consultar a los mismos Uothojas y, en entrevistas que publicaré posteriormente, me dijeron “somos diferentes, aunque primos cercanos”. Total que en los actuales momentos no estaría de acuerdo totalmente con mis afirmaciones: dudaría, como dudo ahora. La intención es que otros interesados, amazonenses o no, intervengan en la pregunta ¿Quiénes somos los Atures? Pensaba dejar esta cuestión para lo último, pero debo plantearla e involucrar a los lectores y aturenses en estas afirmaciones, antes de continuar adelante, con las publicaciones de esta columna seriada de “Nuestra Historia”.
Según el mismo estudioso Tavera Acosta, el primero que nombró a los Adoles o Atures fuel el Fraile Jacinto de Carvajal en su obra “Descubrimiento del Río Apure hasta su ingreso en el Orinoco” en 1647 (Pgs. 273, 299,303). En la página 314 dice: “Pasado el río Meta y Orinoco arriba…se enquentra con el raudal de los Adoles… y donde se ahogó el Gobernador de Guayana don Fernando de Berrío y Oruña, en 1629”.
 Nota de Tavera Acosta: “Recuérdese que ádoro en Piapoco y átoro en Carúsana, significan guacamaya, que átori-uaro en Mandauaca quiere decir loro grande, que el Piaroa y el Sáliva tiene analogías y que el Carúsana, el Mandauaca, el Sáliba y el Piapoco, provienen de la lengua Baniba”.
Escribe Tavera Acosta: “en la página 44 de la obra del Padre Juan Rivero: “Una de las islas más conocidas y celebradas  en este río es la de los Adoles y sus raudales son muy nombrados porque se oponen como murallas al paso de las embarcaciones, por sus precipitadas corrientes, sus oleajes encrespados y sus horrorosos remolinos…Habitan en esta isla de los Adoles muchos indios llamados Adoles también”…y que vienen a ser los mismos piaroas de aquellos contornos, que encontraron aquellos frailes viviendo en siete pueblos nombrados así: Truage (Tabaje o raudal de Borjas, hoy), Adoles (Athules o Aturis, hoy Atures), Cusia, Masiba, Duma o Domo (hoy Tomo) y  Catarubén o Catarabén. (Página 256)”.
Continúa Tavera Acosta: “El Fraile Juan Rivero en su obra Historia de las Misiones de los llanos de Casanare y de los ríos Orinoco y Meta, escrita en 1729-35, asegura que en 1680 los religiosos Ignacio Fiol y Felipe Gómez, remontaron el Orinoco desde la confluencia del Meta…”. (Pág. 253).
Nota del Cronista: Estos jesuitas fueron los que fundaron el primer poblado de Atures (a  la  margen derecha del Cataniapo, donde está el actual Aeropuerto “Cacique Aramare”) que fue destruido por los Caribes, comandados por Quiraguera y donde murieron los Padres Ignacio Fiol, Gaspar Beck e Ignacio Tehobast el 7 de octubre de 1683. El Padre Felipe Gómez echó el cuento de milagro, porque estaba de viaje.
Atures fue refundado por los jesuitas en dos ocasiones más:
Segunda vez: En 1.747 se fundó el Raudal de Atures, cerca del Orinoco, con Maipures, Abanes, Caberres, Quirrupas y Parecas. Eran 740. En sus inicios fue arrasado el pueblo por los Guaipunabis. Fue reconstruido de nuevo. (Nótese que no hay Atures y aparecen los Maipures).
Tercera vez: Fue fundado en 1748 por el P. Francisco González con el nombre de “San Juan Nepomuceno de Atures” y fue el que encontró la Expedición de Límites comandada por Don José Solano en su paso por los raudales de Atures y Maipures en 1756-1757. Fue abandonado 10 años más tarde con la expulsión de los jesuitas del Orinoco por el Rey de España Carlos III. Luego, en épocas sucesivas ha aparecido y desaparecido Atures, pero a la orilla izquierda del río Cataniapo. Fue capital del Territorio Amazonas, antes de mudarse definitivamente a Puerto Ayacucho recién fundada, que no podía ser capital, porque pertenecía al estado Bolívar. Se anexa plano de Atures.

Portada del libro contentivo del plano de Atures y de nuestra antigua Historia Regional. Está a la disposición de los investigadores de la Historia amazonense en
 la Biblioteca del Cronista.

Nótese que había 14 Atures


Nota explicativa del Plano de Aturesza


Nota del Cronista: Como puede verse, los primeros misioneros jesuitas españoles fueron los que nombraron y usaron la palabra ATURES  y fue por referencia de los indígenas: nunca vieron los actuales raudales de Atures Y Maipures. Nuestro nombre, al igual que muchos otros, es una deformación (“españolizada”) de la palabra original indígena.
Escribe Tavera Acosta: “El Fraile José Gumilla, continuando la indicación de su colega Rivero, dice en el Capítulo XIII, Parte 1ª de su Historia de las Naciones del Orinoco: “De este mismo calibre y genio son los indios aturis, que se repuntan por sálibas, aunque su dialecto es algo diverso. La nación de abanes, de maipu es y los quirrubas son de diferentes lenguajes, pero del mismo genio y mansedumbre”. José Gumilla nunca estuvo en Atures. Pero fue quien por primera vez nombró a los Maipures, nación asociada a los Atures”.
Nota del Cronista: Adolfo Salazar Quijada es un gran antropólogo nuestro: nació en el Delta en 1941; se graduó en 1966 de Licenciado y se Doctoró de antropólogo en 1976 en la misma UCV, fue profesor de la misma Institución en Metodología de la Investigación, es Geógrafo y es experto en Toponimia. Ha escrito varios libros y entre ellos “Origen de los nombres y Municipios de Venezuela”- Ediciones UCV-Comisión Nacional de nombres Geográficos. En la página 40 trata la “ANTROPONOMÁSTICA Y TOPONOMÁSTICA DE LOS DEPARTAMENTOS DEL ESTADO AMAZONAS”.  Aparecen todos los actuales Municipios y referente a Atures dice: “El Departamento debe su nombre al Raudal de Atures, que se encuentra en el río Orinoco, frente a la población de Puerto Ayacucho capital del Departamento y del Estado Amazonas, dicho raudal interrumpe la navegación por el Río Orinoco. Atures, es voz indígena de origen Piapoco (aruaco) con que se denomina a la guacamaya (Ara) ave de vistoso colorido, de cara desnuda y de cola larga que emite sonidos de gran estridencia”.
Son dos puntos muy importantes para denominar  a Atures “el país, la nación o región de la guacamaya”. Si hay otras proposiciones (con base) pueden hacerlo.
Puntos de atención: 1) Cuando apareció la palabra Adoles o Atures, los Piapocos no existían como tales. Ellos descienden de los Achaguas, que sí existían con tal nombre. 2) En actual Piapoco la guacamaya se llama ATARU. 3) En Yanomani es ATA y en Uothoja se llama ARÁ (nasal) guacamaya grande y ARÁUA (nasal) guacamaya pequeña.
Aceptada el origen de la palabra Atures, hora viene la otra cuestión: ¿Quiénes somos los Atures? ¿Desaparecimos o no? En la próxima entrega trataremos el asunto. Se invita a los amazonenses o no a participar en esta cuestión de importancia primordial y que trata de nuestros orígenes y gentilicio.

     Nota: Todo lo aquí escrito ya ha sido escrito. Solamente hago las Crónicas.
   *Cronista de la Ciudad.






Con la tecnología de Blogger.