AMAZONAS: NUESTRA HISTORIA Nº 10 Atures en el Mito y la Leyenda (II)

DEJANOS UN COMENTARIO
¿Desaparecieron o no los Atures? Es la gran pregunta. Como en toda trayectoria del hombre sobre el planeta tierra: el Mito y la Leyenda se confunden con La Historia. Así es el origen de todos los pueblos. Según la leyenda Uotoha recolectada  por el buen amigo Nereo Silva entre su pueblo, los Atures eran familias de ellos, aunque más altos y robustos. Eran, además, una raza que habitaban los raudales llamado Atures. Su oficio era pasar por los raudales a los transeúntes. Según contaban los mismos Atures, su origen tuvo lugar en el gran remanso que está arriba de los raudales de Yavariven. Y, algún día, por ahí mismo desaparecerían. Y por ahí desaparecieron.
En la gran caída de la Neblina en el río Cataniapo, que queda aguas arriba de la Comunidad Uotoha de San Pedro, se encuentran cavernas que contienen restos de los antiguos Atures. Han comparado los huesos del muslo y, sí, son más grandes que el de los actuales Uotoha, lo que confirma que eran más altos que sus actuales primos.
El tema de los Atures y su posible desaparición ha sido debatido extensamente a través de la Historia de Venezuela y mundial (sin presencia amazonense), muchas veces, por  gente que desde un escritorio escribieron todo. Es hora que los amazonenses, centurias después, comiencen a  contar su propia Historia. Agarramos conciencia de quiénes somos. Comencemos entonces a producir y así nos sentiremos orgullosos de nuestros orígenes, contados por nosotros mismos, sin esperar que otros nos echen el cuento.
Uno que dijo que los Atures desaparecieron fue Arístides Rojas en su Libro “Leyendas Históricas” Vol. II, 160: “Los caribes acabaron con los antiguos Atures y Maipures, antes que el conquistador castellano hollara con su planta la tierra americana”. Parece que se basó en Humboltd. Menos mal que son leyendas, como su libro se titula.
Otro que nunca vio a los Atures fue Humboltd, pero al menos estuvo en Amazonas y recogió su leyenda  en su pasaje por estas tierras entre 1799-1800. Visitó la famosa Caverna de Atauripe, que queda detrás del actual cerro “La Tortuga” y ahí vio las sepulturas de los (según él) desaparecidos Atures. En Maipures encontró un loro que hablaba una lengua incomprensible y, según los indios, era el mismo lenguaje de los desaparecidos Atures. Luego de publicar su libro sobre el viaje y ante acontecimiento tan romántico, el profesor Curtius, de la corte del Rey Federico Guillermo de Prusia compuso un poema. Nuestro criollo y sabio compatriota Lisandro Alvarado lo tradujo:

 En el Orinoco agreste
hay un viejo papagayo,
triste y yerto, cual si fuera
de dura piedra tallado.
Entre diques rocallosos,
espumante y destrozado
corre el río entre palmeras
que al sol le roban sus rayos;
y nunca logran sus olas
raspar el fiero blanco,
mientras velos esplendentes
son del iris matizados. 
Allá do luchan las ondas
una tribu a esos peñascos
llegó proscrita y vencida
y hoy goza de eterno descanso………
Sucumbieron los Atures,
siempre libres, siempre osados,
y so cañas ribereñas
yacen sus últimos rastros.
De esa raza el postrimero,
cuenta el ave un hecho aciago,
y en la peña el pico afila
al aire gritos lanzando.
Ah!  los niños que el nativo
dulce idioma le enseñaron
y la mujer que sustento
dióle y nido, busca en vano!
En la playa a duros golpes,
todos cayeron, y en tanto
del ave la ansiosa queja
a ninguno ha despertado.
Solitario, incomprensible,
vocifera en suelo extraño:
oye el rugir de las aguas
y a nadie más el cuitado
y el salvaje al contemplarle
huye veloz del peñasco…….
Nadie vio sin que temblara
ese antiguo papagayo

Como puede verse, somos famosos mundialmente debido a la fantasía y observación de un famoso viajero y sabio naturalista, como fue Alejandro de Humboldt a su paso por nuestras tierras,
Hay múltiples autores que han hablado sobre la desaparición de los Atures. En la próxima edición hablaremos de los autores que no estamos de acuerdo con esta aseveración. Entre ellos yo. No soy una eminencia, simplemente soy el….

     *Cronista de la Ciudad.

   Nota: Todo lo aquí escrito ya ha sido escrito. Solamente hago las Crónicas.



Los raudales a Atures y Maipures en verano


Con la tecnología de Blogger.