NUESTRA HISTORIA Nº 46 Historia "antigua" de Puerto Ayacucho (y III) Conflictos Fronterizos por Puerto Ayacucho.

DEJANOS UN COMENTARIO
NUESTRA HISTORIA Nº 46

Historia "antigua" de Puerto Ayacucho (y III)

Conflictos Fronterizos por Puerto Ayacucho.

*Por: Miguel Guape

Para 1920, cuatro años antes que llegara el Ingº Aguerrevere a hacer la Carretera Atures-Maipures y cinco antes de la existencia de Puerto Ayacucho, los caseríos más importante aledaños a la futura ciudad y pertenecientes al Municipio Cedeño, Distrito La Urbana del Estado Bolívar eran: Provincial, con 124 habitantes y luego venían Sapo con 48, Babilla con 31 y Chimborazo con 12 (Censo del Estado Bolívar, Archivo Histórico de Guayana); todos tenían Comisario Mayor con nombramiento guayanés. Estos caseríos pertenecen hoy al Estado Amazonas luego de la reforma de los límites. Los apellidos más importantes en Provincial eran Navas, Sotillo, Medina y Herrera, formadores del gentilicio originario de Puerto Ayacucho. Cuando por ahì pasó la comitiva para construir la carretera, Don Pedro Navas, recientemente fallecido, la vio pasar: tenía 4 años.     

En realidad los líos fronterizos comenzaron antes que apareciera Puerto Ayacucho. Para 1923 (aún no había llegado Aguerrevere), el Comisario Mayor de La Urbana, el Coronel Alejandro Avendaño le escribía al Secretario General de Gobierno del Estado Bolívar sobre el problema.

 
Archivo Histórico de Guayana

TRANSCRIPCIÓN

ESTADOS UNIDOS DE VENEZUELA
ESTADO BOLÍVAR
-----------------------
                                              La Urbana 16 de agosto de 1923 114º y 65º
           (SELLO)
      Jefatura Civil
             del
Municipio La Urbana
            Nº 97

Ciudadano Secretario General del Estado
Ciudad Bolívar

Participo a Ud. que el caserío Provincial tiene nombradas autoridades (d)el Territorio Federal Amazonas y los vecinos se están diendo (sic) por la mala administración de la autoridad del lugar, y como dicho vecindario pertenece a este Municipio, según los linderos demarcados, hoy he nombrado al ciudadano José Manuel Morón Comisario Mayor de aquel caserío, pues se está perjudicando el fisco del Estado, porque aquella son especies productos naturales, como la goma balata, Pendare, Sarrapia y Aceite de Palo y estos productos bajan para esa con guía del Territorio.
Del resultado daré a Ud. aviso oportuno.
Dios y Federación
Alejandro Avendaño

……………….

El gobernador del Territorio Federal Amazonas era el Coronel Francisco Méndez. Apareció por aquí en 1922, cuando la segunda invasión de Arévalo Cedeño; vino a perseguirlo por órdenes de Gómez. Estuvo 3 años en el mando y es uno de nuestros malos gobernantes que cometió toda clase de asesinatos, robos y tropelías que están registradas en la Historia. Otro Funes, después de Funes. El mismo Coronel Alejandro Avendaño lo denunció con nombre y apellido 13 años después en el periódico “El Heraldo” de Caracas y “El Luchador” de Ciudad Bolívar reproduce la denuncia en su edición del lunes 3 de febrero de 1936. Veamos la entrevista:


Archivo Histórico de Guayana

TRANSCRIPCIÒN

 “El Luchador” 3 de febrero de 1936

LOS DRAMAS DEL TERRITORIO AMAZONAS

El Coronel Alejandro Avendaño en "El Heraldo" - Francisco Méndez, autor del asesinato del cauchero Antonio Díaz se pasea tranquilamente por las calles de Caracas - Algo sobre Arévalo Cedeño - Episodios de la Frontera.

Caracas, enero de 1936. - Un amigo nos presenta en la redacción heráldica al Coronel Alejandro Avendaño, persona harto conocida, tanto en San Fernando, como en la extensa línea fronteriza colombo-venezolana, por la parte de Apure.
Tipo del trabajador de nuestros ríos, curtido el rostro por la intemperie bravía de la tierra de Doña Bárbara, ruda la mano habituada al manejo de la escardilla y de la soga, franco el porte y redonda la palabra, como conviene al hombre que desconoce, a fuer de llanero, los melifluos recursos lingüísticos de las ciudades, el Coronel Avendaño, se va derecho al asunto y mirándonos a la cara nos dice;
—Me trae a "El Heraldo" un deseo de justicia: el deseo de denunciar al pueblo de Venezuela un crimen, un gran crimen, hasta ahora oculto, como tantos, a la sombra de una impunidad que pide a gritos la sanción de la ley.
—Diga usted, Coronel.
—Acabo de ver por las calles de Caracas, paseando tranquilamente su personalidad "política", al llamado coronel Francisco Méndez, el mismo que por el año 1923, ordenó el asesinato do Antonio Díaz comerciante de balatà, en un sitio ignorado del Territorio Amazonas.
Detiènese  un   tanto   el  Coronel Avendaño y moviendo acompasadamente la mano derecha, como para dar eficaz colorido a su relato, en medio de la natural expectación que nos despierta, continúa:
—Fue por el año 1923. Tenía yo a mi cargo la Jefatura Civil del pueblo de "La Urbana", en el Estado Bolívar, cuando fui llamado por el General Silverio González, Presidente de aquella Entidad por el entonces, con el objeto de confiarme la Inspección de las fuerzas acantonadas en "Puerto Ayacucho" y "Provincial", hacia los límites de Bolívar con el Territorio Amazonas, y las cuales se hallaban divididas en nacionales y civiles. Ejercían el mando do las primeras el Coronel Sánchez - actual Comandante de Armas de Ciudad Bolívar - y el de las segundas, el coronel Francisco Méndez, o sea el sujeto a que me refiero en el principio.
Acepté desde luego, la misión con que se me honraba y partí sin pérdida de tiempo, a cumplirla. Pero vamos por orden.
Ya en la jurisdicción amazónica, tuve noticias de la primera hazaña del citado Méndez. Había entre los soldados de su tropa, un pobre muchacho, caicareño de origen, a quien distinguían con el remoquete de "Pelusa".   Era un representativo  de  nuestra mocedad llanera: sufrido, valiente y honrado.
Pues bien - continúa el Coronel Avendaño - un día "Pelusa" reclamó su ración ordinaria, el mísero plato de carne a que tenía perfecto derecho como número de tropa y por tamaño delito, por tamaño desacato a "la autoridad", por tamaña  insubordinación sin recedentes, el bravo coronel Méndez  lo mandó fusilar en el sitio llamado de "La Laja", costanero a un caño cuyas aguas acogieron su cadáver, minutos después   festín de los "caribes" que infestaban el cauce amarillo.
-      ¿……?
Esto es, apenas, un    botón. Vamos llegando a la proeza mayor del coronel Francisco Méndez.
-     Cuando la segunda  invasión del General Arévalo Cedeño - el 22, si mal no recuerdo -, los comerciantes todos de Río Negro, en gracia de la simpatía que les despertaba este Jefe, ejemplo de tenacidad y de varonía, no vacilaron en prestarle ayuda entregándole provisiones de las reservas que tenían para sus trabajos de las caucheras. Meses después, al verse Arévalo obligado a retirarse con su    gente por la frontera del Brasil, el coronel Méndez hizo presos a los que integraban el alto comercio del Territorio.
-      ¿Recuerda usted los nombres?
-     Si, como no.  Rafael Federico González, Carlos Bendajat (Wendehake) y otro de apellido Sulbarán, a quien por cierto, se torturó cruelmente a vergajazos, diz que por haberse distinguido como "más amigo” del revolucionario Arévalo Cedeño.
-     Para aquella fecha, Antonio Díaz, comerciante también de los ya citados y como ellos “sindicados” de “revolucionarios”, se encontraba monte adentro en sus barracas, atendiendo a sus negocios de balatá. Presa  preciosa para el hambre criminal de Méndez, era imposible que escapara, y no escapó, en efecto. Díaz fue aprehendido por una comisión despachada con tal objeto y asesinado del modo más salvaje por los esbirros de Méndez - a la sazón, Gobernador efectivo del Territorio -, quienes luego de amarrar a la víctima, le dispararon un tiro de wínchester por la espalda y le abrieron inhumanamente después el vientre.
El cuerpo del infortunado comerciante amazónico, corrió la misma suerte que el de "Pelusa": fue tirado a un caño.
-     En cuanto a los demás caucheros - sigue, tras significativa pausa, el Coronel Avendaño, fueron despachados con la seguridad del caso, esto es, con un mecate en la espalda, a Maracay, para que se les sepultase en la cárcel, pero gracias a las influencias de las muchas con que contaban, como elementos de honradez reconocida, en las altas esferas políticas y sociales de la República, les fue concedida la libertad al poco tiempo.   
-     ¿Continuó desempeñando la Gobernación del Territorio el Coronel Méndez?
-     Sí; al frente de este importantísimo cargo estuvo Méndez tres años poco más o menos.
-     Y en conducta?
-Desastrosa.
Digno émulo de  Funes, su preocupación constante fue la de cometer violencias, amparado por los suyos y por la lejanía de esas tierras, casi desvinculada del resto del país. Debo hacer constar en homenaje a la verdad y a la justicia, que si no se cometieron mayores abusos a los ya citados, se debió únicamente  a la influencia benéfica del  Coronel Carlos D`Gregorio, hoy Jefe Civil  de Ciudad Bolívar, espíritu justiciero e íntegro,  que  hizo    cuanto   pudo por contrarrestar las "medidas” gubernamentales del   tantas veces nombrado Francisco Méndez, azote "funesto" de la región.
(Continúa la entrevista sobre tópicos no relevantes para esta Historia)
………………………
(Final de la entrevista)
-      He cumplido con un deber de justicia - nos dice por último.
Ojalá que sea para bien, pensamos nosotros, mientras le echamos un postrer vistazo de simpatía, al hombre que conoce los dramas sombríos del Territorio Amazonas.
L.A.P.
(De “El Heraldo” - Caracas)

---------------------

El Coronel Alejandro Avendaño es el padre del Prof. César Alayòn, del Ingº Eladio Avendaño Casanova (fue gobernador de Amazonas en 1968) y de Alejandro Patiño. Estuvo muy ligado al Amazonas, donde vivió en el Barrio Táchira y fue Jefe Civil de Atures en 1948, cuando era Gobernador de Amazonas por unos pocos días el Mayor José Contreras Godoy.
También deja constancia que “en homenaje a la verdad y a la justicia, que si no se cometieron mayores abusos a los ya citados, se debió únicamente  a la influencia benéfica del  Coronel Carlos D`Gregorio, hoy Jefe Civil  de Ciudad Bolívar”. Indudablemente que el aludido D`Gregorio ha sido uno de nuestros buenos gobernantes y así saldrá en la HISTORIA GENERAL DEL ESTADO AMAZONAS que actualmente escribo. Porque un buen gobernante no lo es porque lo diga uno solamente; lo deben decir otros también. Por ejemplo Funes decía que los buenos gobernantes del Territorio que habían existido en su época fueron el General Manamà, Bernardo Guevera, Doroteo Flores y Bartolomé Tavera Acosta y que solamente a uno de ellos aceptaría como Gobernador “por ser justos en la aplicación de las Leyes”. Y esa apreciación es válida.

Coronel Francisco Méndez gobernador de Amazonas 1922-1925



…………………..

Como dice el novelista José Eustacio Rivera en “La Vorágine”: En Amazonas Funes hay muchos, aunque uno solo lleve el nombre”. Y actualmente en nuestra tierra arrasada, hay gente no amazonense peores que Funes y que el Coronel Méndez juntos, con crímenes mayores. Actualmente vivimos un régimen de terror, en el cual las “autoridades” están corrompidas y que en sociedad con la guerrilla colombiana, saquean al Amazonas, esclavizan a sus habitantes y los exterminan. Son personas que, como las golondrinas, vienen y se van, a disfrutar lo robado. Todo esto sucede porque tenemos un gobierno que es el primer delincuente. Gobierna en asociación “con sus forajidos” como la guerrilla colombiana que en 2 años ha asesinado a más de 300 personas en Amazonas; los irregulares están asociados con los “herederos de Bolívar” para explotar el oro y el negocio de las drogas; nosotros, los amazonenses somos observadores o esclavos, porque a la nueva juventud solamente les queda el camino de la delincuencia o ser sus mulas en las minas. Asesinar los malandros que ellos mismos han creado no aporta ninguna solución y masacres como la de la cárcel de Puerto Ayacucho hace 1 año ordenada por Néstor Reverol no resuelve el problema de la delincuencia. Los antiguos Funes como el Coronel Méndez, quedan como niños de pecho ante los actuales. Pero la historia los juzgará y siempre habrá un Coronel Avendaño, porque también siempre habrá quien reclame y acuse.

……………….

En 1928 estaba en pleno apogeo la cuestión de límites y ambos gobiernos, bolivarense y Territorial, reunían los expedientes para el desenlace judicial que al fin fue satisfactorio para ambos Territorios, porque Delta Amacuro también tenía los mismos problemas. La carta de Luis Rivas Montaña es muy explicativa sobre los hechos:

Archivo Histórico de Guayana

TRANSCRIPCIÒN


E.E. U.U. DE VENEZUELA
MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS
CARRETERA ATURES-MAIPURES
Nº 1120

Puerto Ayacucho: 25 de junio de 1928.

Ciudadano:
Secretario General del Estado Bolívar
Ciudad Bolívar.

Tengo el honor de acusar recibo de su nota Nº 1098, en la cual se sirve transcribirme el contenido de la Nota que, con fecha 21 de mayo próximo pasado, dirigió el Despacho de su digno cargo, al ciudadano Jefe Civil del Distrito Cedeño.
Al Gobernador del Territorio Federal Amazonas, Comandante Carlos D`Gregorio, que me pidió informes, puse a su orden mi archivo, de donde tomó copias relativas a ese particular.
Sintiendo mucho que ese asunto haya dado lugar a tal tramitación.
Dios y Federación
Luis Rivas M.

…………………….

SE PUEDE VER QUE:
-      Carlos Tomás D`Gregorio reunía el expediente para que Puerto Ayacucho quedase como Capital del entonces Territorio Federal Amazonas, como en efecto logró.
-      Ya Santiago Aguerrevere no era el Director de los trabajos de la Carretera Atures-Maipures. Un año antes había viajado a Caracas en busca de sanación de sus males de salud. En 1930 viajó a Italia con los mismos fines, donde murió a causa de males hepáticos, producto de la acumulación de las enfermedades del trópico (paludismo).
-      Los amazonenses debemos recordarlo como un gran venezolano que contribuyó enormemente con nuestro actual Estado Amazonas. Avenidas e Institutos de educación llevan con justicia su nombre.
……………….

Hasta el Presidente Gómez tuvo que intervenir en la cuestión de límites entre el Estado Bolívar y sus vecinos. Esta orden ejecutiva arregló todo definitivamente.


Archivo Histórico de Guayana


TRANSCRIPCIÓN


 República de Venezuela
                     (Sello)
Ministerio de Relaciones Interiores
        Dirección de Política
Caracas 20 de septiembre de 1928
119º y 70º

Nº 2341
Ciudadano
Presidente del Estado Bolívar
Ciudad Bolívar

A fin de poner término a las discusiones sobre límites, que vienen presentándose entre las autoridades de ese estado y las del Territorio Delta Amacuro por ser unos los señalados en la Ley de División Territorial de esa Entidad y otros los establecidos por la Convención Torres Jarcia-Maldonado celebrada en 1.918, el Supremo Magistrado de la República me ha ordenado decir a usted que vería con agrado se procediese a firmar un arreglo definitivo de dichos limites para ser sometidos a la aprobación del Congreso Nacional y a la Legislatura de ese Estado. Al efecto este Despacho ha autorizado al Gobernador del Territorio para que proceda a entenderse con ese Gobierno y a celebrar el convenio aludido.
Dios y Federación
Pedro M. Arcaya

PD: Pedro Manuel Arcaya era el Ministro de Relaciones Interiores.

…………………………..

  
Sobre la fecha de llegada del Ingº Santiago Aguerrevere a la futura Puerto Ayacucho también es cuestionable. Según el Oficio anexo dirigido al Presidente del Estado Bolívar, General Silverio González, el 30 de octubre de 1924 estaba de pasaje en Ciudad Bolívar: “Llegamos ayer tarde y seguiremos viaje lo más pronto posible”. De esa ciudad a Caramacatal, que era el puerto de entonces, se tardaba máximo 15 días y según fecha dada llegó el 9 de diciembre, lo cual es incongruente. Otra cosa que no se ha dilucidado es bajo que figura jurídica vino a hacer la carretera: ¿era un contratista o no? Según la misma carta y refiriéndose al Presidente dice que ha “nombrando a la vez al Señor Doctor Ramón Ignacio Méndez como médico y al Señor Luis Rivas Ingeniero Auxiliar”. Si era un contratista debería tener la potestad de nombrar su personal de confianza. Y el Dr. Méndez Llamozas era un médico de cabecera de Gómez. Se anexa el oficio.


Archivo Histórico de Guayana

TRANSCRIPCIÓN

Ministerio de Obras Públicas
Ministerio de obras Públicas
Carretera Atures-Maipures

Ciudad Bolívar 30 de octubre de 1924
Ciudadano General Silverio González, Presidente Constitucional
del Estado Bolívar.
Presente.
El Benemérito General Juan Vicente Gómez, Presidente Constitucional de Venezuela, tuvo a bien decretar el estudio e inmediata construcción de una carretera, que partiendo de un buen puerto aguas abajo del raudal Atures vaya a parar a otro del lado arriba del de Maipures. Este decreto fue publicado en la Gaceta Oficial Número 15.396 de la cual tengo el gusto de enviarle un ejemplar.
También tuvo a bien encargarme el General Gómez da la ejecución de esos trabajos, nombrando a la vez al Señor Doctor Ramón Ignacio Méndez como médico y al Señor Luis Rivas Ingeniero Auxiliar de ellos.
Llegamos ayer tarde y seguiremos viaje lo más pronto posible. Todo lo cual tengo el honor de comunicar a Ud. para su conocimiento y demás fines.
Presento a Ud. mis respetuosos saludos y quedo su atento seguro servidor y amigo,
s. Aguerrevere

……………………….

Santiago Aguerrevere no pudo terminar la carretera por cuestiones de salud. Su adjunto Luis Rivas Montaña lo hizo. El Presidente tomaba las decisiones directamente, a través del Ministerio de Obras Públicas. Según esta carta, el personal no dependía de una empresa constructora de Aguerrevere. Puede ser que la figura jurídica sea la de prestación de servicios, en la cual el dueño de la obra (el Estado) tiene injerencia directa en el personal y en el suministro de materiales. Debe encontrarse la respuesta de esta pregunta en las memorias del Ministerio de Obras Públicas.

Archivo Histórico de Guayana


EE UU DE VENEZUELA
MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS
CARRETERA ATURES-MAIPURES
Nº 669

Puerto Ayacucho: 2 de septiembre de 1927

Ciudadano General
Silverio González
Presidente del Estado Bolívar
Ciudad Bolívar.-

Tengo el honor de llevar a conocimiento de Ud. que el día 12 de julio próximo pasado, tomé posesión del cargo de Director de la carretera Atures-Maipures, en virtud del nombramiento conque he sido honrado por disposición del Benemérito General Juan Vicente Gómez, Presidente Constitucional de la República y Resolución del ciudadano Ministro de Obras Publicar.
Al hacer a Ud. esta participación, me complazco en ponerme muí (sic) a sus órdenes.
Dios y Federación
Luis Rivas M.

PD. Antes la actual Avenida Rìo Negro de Puerto Ayacucho se llamaba Rivas Montaña, en honor a este Ilustre Venezolano. Posteriormente se graduò de Ingeniero Civil en la UCV y en los años 50 lo encontramos en la construcción de la represa del Guàrico.


*Cronista de Amazonas


Con la tecnología de Blogger.